Alano Español

FUNCIONALIDAD: El alano español es un perro de larga raigambre histórica con multitud de referencias en nuestra literatura, pintura, escultura y música. Ha sido empleado para la guerra, en la lidia y utilización del ganado bravo y de tronco ibérico, así como en la montería tradicional.

El perro alano alcanzó su fama ya en los primeros texto medievales de caza y montería. Su imagen de perro coraje, valeroso y veloz ha continuado en los textos clásicos españoles, hasta el siglo XX en que su uso cayó en decadencia.

Su funcionalidad ancestral ha consistido en la sujeción de reses bravas en campo abierto para permitir el manejo de éstas por parte del hombre, así como su empleo en la actividad cinegética en la presa o sujeta de reses de caza mayor, especialmente jabalíes y venados.

Sus cualidades le han hecho merecedor de empleo en campañas bélicas y algunos ejemplares de esta raza fueron célebres en la conquista de Las Indias. Se le puede considerar dentro de actividad cinegética como un perro de alcance que llega a la ladra al tiempo que los otros perros, donde procede violentamente al agarre o apresamiento de la pieza. La misión del alano en la rehala es salvar las vidas de sus compañeros en los agarres, acudir deprisa a las ladras de los perros de búsqueda y con ímpetu y coraje inmovilizar la pieza hasta la llegada de más perros de fuerza y del perrero.

Manifiesta poseer una gran decisión en el encuentro, persistencia en el agarre, valor en el lance, aliento en la presa para no soltar nunca y fuerte insensibilidad al dolor para resistir las embestidas de la res sujeta. La caza mayor y el agarre de animales salvajes exige como paso previo una fase de búsqueda prolongada donde el alano debe acompañar a la rehala por largas caminatas que requiere la caza en terrenos abruptos de monteo dehesa, y lo mismo para los perros del ámbito ganadero. Finalmente, a la hora del agarre el alano debe mostrar velocidad y arrojo, cualidades para el desplazamiento al galope y aptitudes para llegar al lance con aliento suficiente para fijar la mordida, inmovilizar el 1 animal de forma inequívoca y prolongada y evistar así cualquier accidente al montero o al mayoral.

DESCRIPCIÓN GENERAL: El alano español es un perro de presa ligero, armónico, de paso largo, rústico, de miembros largos y pies redondos, lomo musculoso y de gran boca. Posee una estructura corredora nunca cilíndrica. De osamenta recia y musculación fuerte, considerable profundidad de pecho y vientre retraído, con un cuello fuerte, y musculoso.

Es un animal eminentemente funcional, dotado de una gran agilidad, velocidad y resistencia, de elásticos movimientos. De cabeza grande y cuello largo, cráneo fuerte y depresión naso-frontal marcada, seco de labios, hocico cuadrado, boca rasgada y encaje dentario ajustado, especialmente cierre entre dientes caninos e incisivos laterales, las llamadas “llaves”.

Su morfología debe guardar una relación directa con la funcionalidad que se le ha asignado tradicionalmente: alcance y sujeta de reses o animales salvajes de gran talla y poder. En consecuencia, al tratarse de un perro cazador y ganadero es preciso que posea una conformación anatómica armónica que le permita un movimiento rápido, flexible y ligero.

Ficha Técnica

TEMPERAMENTO Y COMPORTAMIENTO: Su carácter es consecuencia de su forma de vida. Para entender el temperamento del Alano, la primera premisa es establecer la vinculación entre su funcionalidad y modo de vivir, pues su temperamento es una manifestación más de su forma de existir. Su comportamiento es propio de una raza antigua cuya única selección se ha hecho con el propósito de fomentar sus cualidades como perro de agarre de caza mayor y ganado vacuno, lo demás en esta raza es accesorio, por tanto, no es posible concebir esta raza para pasar pruebas de obediencia o similares propias de razas modernas. La utilización alternativa a sus usos tradicionales – guarda y defensa, por ejemplo- está contraindicada y -en caso de ponerla en práctica- debe ser realizada sólo por auténticos expertos.

Ante todo se trata de un perro de presa y no de un perro de guarda o carea y mucho menos de un perro de pelea. Las cualidades más valiosas de su temperamento son la valentía y la seguridad en sí mismo, lo que no obsta para que sea a la vez templado y tranquilo. Es un perro silencioso y equilibrado. No ladra, ni manifiesta inseguridad en su comportamiento. Muestra un instinto de caza, apresador, que le hace estar pendiente de todo lo que se mueve a su alrededor. Aprende por naturaleza.

Es perro de 2 un solo dueño, obediente con éste, de espíritu noble y rústico. Desde la infancia manifiesta un instinto innato al agarre, hasta el punto de que la mayoría de los juegos infantiles en esta raza consisten en hacer presa en la zona de las orejas de sus congéneres. El legítimo alano no es un perro de convivencia fácil con otros perros.

Llega a tolerar bien a sus vecinos con una correcta socialización y marcándole bien los límites. No es un perro especialmente pendenciero, aunque puede ser agresivo y contundente, si sufre la provocación o agresión de otros perros. En ningún caso el alano debe ser haragán ni linfático. Manifiestan un carácter cariñoso con el dueño, aunque nos son excesivamente melosos o cansinos.

En la caza, demuestran ser perros aficionados, algunos son excelentes ventores. En el apresamiento de reses, el agarre, demuestra su coraje y capacidad de colaboración con otras razas como podencos, mastines, grifones o sabuesos compañeros de la rehala. Los antiguos ya recomendaban criar juntos o por colleras los cachorros destinados a la montería para obtener mejor compenetración entre ellos. Su desarrollo psicológico y corporal es más bien lento y hasta los tres años no alcanza su madurez física y mental.

EXPRESIÓN Y MOVIMIENTO: De expresión seria y mirada penetrante. Su mirar es un poco triste, de ojos pequeños, rasgados y de poco blanco en ellos. El alano tiene un mirar airado, aunque por derecho, que no atraviese la vista sin volver la cabeza, que lo contrario denota falta de nobleza. Su movimiento al paso es cadencioso, mejor impetuoso, llevando la cabeza a la altura de la línea del dorso.

El trote es amplio y largo, de similar conformación a la andadura, con fuerte impulso del tercio posterior que puede alzarse por encima de la horizontal. Carga el peso sobre el tren delantero pero sin ser pesado.

El galope es rápido y elástico con grandes extensiones y flexiones del tronco, siendo típicas estas recogidas y estiradas del tronco junto con suaves balanceos hacia arriba y hacia abajo de la cabeza como los galgos. Muy veloz y resistente, siempre se tendrá presente que se trata de un perro de alcance y que desarrolla gran velocidad en poco recorrido.

UTILIZACION

El Alano Español es un perro que se ha utilizado tradicionalmente en el agarre de ganado bravo y de montaña para su vacunación, marcado y manejo en general, en la caza mayor y en la guarda de fincas y propiedades.

CLASIFICACION F.C.I.

Grupo 2: Perros de tipo Pinscher y Schnauzer, Molosoides, Perros de tipo Montaña, Boyeros Suizos y otras razas. Sección 2.1, Molosoides de tipo dogo. No sometidos a prueba de trabajo.

BREVE RESUMEN HISTORICO

Originario de la península ibérica, se tienen referencias de su existencia desde el siglo XIV. Posiblemente descienda de los perros de presa traídos por los pueblos bárbaros tras la caída del Imperio romano. Alcanza su esplendor durante la edad media hasta el siglo XIX, donde su popularidad como perro de agarre para la caza mayor y ganado lo sitúan como raza predilecta entre un gran número de ilustres personajes de la historia de España, que dejaron elogiosos testimonios bibliográficos y artísticos de su importancia.
A finales del siglo XIX, con la abolición de la suerte taurina “perros al toro”, la raza entra en un periodo de decadencia, que se ve favorecida a posteriori por una serie de cambios en los sistemas de explotación ganadera y cinegética, así como por la influencia de razas foráneas. Afortunadamente determinados pueblos de España se mantienen fieles a sus tradiciones y continúan desarrollando con sus perros las labores de agarre vacuno tal y como hacían sus ancestros siglos atrás. En la década de los 80 se localiza el núcleo de población más importante en el área montañosa denominada Encartaciones, culminando en el año 2004 con el reconocimiento oficial de la raza.

APARIENCIA GENERAL

Perro de tipo molosoide, eumétrico, de perfil recto, longilíneo, armónico y rústico. Es un animal eminentemente funcional, de estructura corredora, dotado de una gran agilidad, velocidad y resistencia, de elásticos movimientos que recuerdan a los de un felino. Braquicéfalo, con cabeza de aspecto cuadrado, cráneo ancho y fuerte y depresión naso-frontal muy marcada, hocico corto, ancho y profundo.

PROPORCIONES IMPORTANTES

La longitud del hocico debe ser entre un 35-37 % del total de la cabeza.
La longitud del tronco debe ser un 10 % mayor que la alzada a la cruz.
El perímetro torácico debe superar en un 25 % la alzada a la cruz.

TEMPERAMENTO/COMPORTAMIENTO

En el desarrollo de sus funciones, el Alano Español siempre ha trabajado en equipo con otros perros adultos de su mismo sexo y raza, o de otras (villanos, podencos, perros de rastro o mastines), se trata, por tanto, de un moloso gregario y sociable capaz de hermanarse fácilmente con otros perros con los que convive. Tiene gran capacidad de aprendizaje y excelentes aptitudes como perro de trabajo, combinando su funcionalidad, belleza y firmeza en el trabajo con un innato afecto hacia los seres humanos. Como perro de familia es fácil de educar, muy cariñoso y paciente con los niños. Toda la seriedad de su aspecto externo se traduce internamente en un carácter noble y equilibrado.

CABEZA

Es un perro braquicéfalo con cabeza en forma de cubo, grande y potente.

REGION CRANEAL

De perfil ligeramente convexo, plano entre las orejas, ancho y fuerte, con los senos frontales manifiestos y redondeados. Las líneas craneofaciales deben ser paralelas, pudiéndose admitir una muy ligera convergencia, aunque no es deseable. Nunca divergentes. Con una marcada depresión entre los senos frontales. Músculos temporales muy desarrollados, la cresta occipital se encuentra borrada debido al gran desarrollo muscular; Arcadas zigomáticas manifiestas. La piel debe ser lisa, sin formar arrugas, excepto las que se hacen entre las orejas cuando el perro está atento.

Depresión naso-frontal (stop): Muy marcada.

REGION FACIAL

Alano Español estatura

Nariz: Trufa grande, ancha y con orificios nasales bien abiertos. Siempre pigmentada en negro.

Hocico: De menor longitud que el cráneo, de aspecto cuadrado, muy ancho y profundo, normalmente representa un 37 por ciento de la longitud total de la cabeza, se admite un hocico algo más corto siempre que no sea inferior a un 35 por ciento del total de la cabeza. . No debe presentar arrugas ni pliegues. El mentón es ancho y fuerte, fácilmente apreciable si se mira de frente, su perfil no debe ser huidizo ni sobresaliente.

Labios: Moderadamente gruesos; el superior, ligeramente colgante, cubre al inferior, que apenas es visible con la boca cerrada. La pigmentación debe ser siempre negra.

Mandibula-dientes: Maxilares bien desarrollados. Dentadura fuerte y sana; los incisivos deben ser grandes y estar bien alineados, los caninos cortos y anchos, muy distanciados entre sí. Mordida ideal en tijera invertida (los incisivos superiores por su cara externa entran en contacto con los incisivos inferiores por su cara interna) aunque se admite un ligero prognatismo. La ausencia del Primer premolar (PM-1) no debe constituir un defecto.

Mejillas: Maseteros bien desarrollados, nunca exageradamente.

Ojos: De tamaño medio, separados entre sí, de aspecto redondeado. Color avellana, ámbar o amarillo, independientemente del color de la capa. Párpados adheridos y fuertemente pigmentados en negro. La expresión seria, de mirada penetrante, es característica de la raza.

Orejas: De inserción media, muy separadas entre sí, normalmente recortadas desde su base, ligeramente redondeadas y en punta, de pequeño tamaño. Si no se recortan son llevadas plegadas sobre la cara y de tamaño medio.

CUELLO: Muy fuerte, recto, relativamente corto y ancho. La piel es algo más laxa que en el resto del cuerpo formando una ligera papada doble que nunca llegará a ser exagerada.

CUERPO

La longitud del tronco es igual a la alzada a la cruz más un 10% de esta, la línea dorsal debe ser recta o ligeramente ascendente, nunca descendente.

Cruz: Definida, de inserción media, en línea descendente hacia el dorso. Es ancha, larga y de fuerte musculatura.

Dorso: Dorso recto y musculoso.
Lomo: La zona lumbar debe ser relativamente larga, ancha y de fuerte musculatura.

Grupa: Ancha, fuerte y ligeramente inclinada.

Pecho: Medianamente ancho, profundo y de musculatura bien desarrollada, visto de perfil desciende hasta la altura del codo. Su anchura anterior, entre los encuentros, equivale a un 30% de la alzada a la cruz. Costillar arqueado, no cilíndrico, el perímetro torácico es aproximadamente igual a la alzada a la cruz más un 25 por ciento de ésta.

Abdomen: Visto de perfil, el tórax presenta una línea que asciende gradualmente hacia el abdomen. El vientre debe ser retraído, nunca agalgado.

Cola: De nacimiento medio, gruesa en la base se afina progresivamente hasta la punta. Longitud hasta el corvejón. En reposo, su porte puede ser colgante o en forma de gancho muy abierto; en acción es llevada en alto y con un ligero arqueamiento hacia el lomo sin llegar a ser enroscada. El pelo puede ser algo más denso que en el resto del cuerpo, sin formar flecos.

EXTREMIDADES

EXTREMIDADES ANTERIORES

Apariencia general: Largas, rectas y bien aplomadas, vistas de frente o de perfil. Huesos fuertes y bien desarrollados.

Espalda: Larga, ancha y oblicua. Está provista de una musculatura fuerte y larga. El ángulo de la articulación escápulo-humeral es de unos 100 grados.

Brazos: Húmero largo y fuerte, provisto de una musculatura bien desarrollada. Debe ser paralelo al plano medio del cuerpo.

Codos: Paralelos al plano medio del cuerpo, no se encuentran demasiado pegados al tórax.

Antebrazos: Largos, rectos, vistos de frente o de perfil. De huesos fuertes y acentuada musculatura.

Carpos: Cortos y fuertes.

Metacarpos: Largos y fuertes. Deben estar medianamente angulados, nunca verticales.

Pies delanteros: Amplios, típicamente rústicos, con almohadillas fuertes y gruesas, los dedos son arqueados, firmes y ligeramente separados entre sí. Uñas cortas y fuertes. Ni el pie de gato ni el pie de liebre son deseables.

EXTREMIDADES POSTERIORES

Alano Español monte

Apariencia general: Fuertes, de musculatura larga y bien desarrollada pero sin llegar a ser exagerada. Bien aplomadas y correctamente anguladas.

Muslos: Largos y de musculatura bien definida.

Rodillas: Paralelas, el ángulo que forma con el fémur y la tibia es de unos 120 grados.

Piernas: Largas, de fuerte osamenta y musculatura. Tendones fuertes y bien visibles.

Corvejones: Altos, su altura media equivale a un 30% de la alzada a la cruz. La articulación tibio-tarsiana forma un ángulo de unos 130 grados.

Metatarsos: Largos y fuertes, perfectamente aplomados. Ligeramente más finos que los metacarpos. Sin espolones.

Pies traseros: De similar conformación a los anteriores pero algo más pequeños.

MOVIMIENTO

En el paso se carga el peso sobre el tren delantero dando el aspecto de un movimiento cadencioso, similar al de los grandes felinos. La cabeza es llevada baja. El trote es amplio y largo, de similar conformación a la andadura. El galope es rápido y elástico con grandes extensiones y flexiones del tronco. Muy veloz y resistente. En los juicios se valorarán siempre el paso y el trote.

PIEL

Gruesa, adherida al cuerpo pero algo elástica, siendo algo más laxa en el cuello y la cabeza.

PELAJE

Corto y tupido, algo espeso, presenta un subpelo corto y fino.

COLOR

– Barcino o atigrado en todas sus gamas; el carbonado puede presentarse en todas las tonalidades. Con o sin máscara negra.
– Leonado en todas sus gamas, desde el arena hasta el rojo; el carbonado puede presentarse en todas las tonalidades. Con o sin máscara negra.
– Negro y atigrado: presenta la distribución de color que en otras razas se denomina capa negro y fuego, aunque en el caso especial del Alano Español las marcas fuego son atigradas. Con o sin máscara negra.
Todas las capas pueden aparecer manchadas en blanco, en las extremidades, pecho y cuello. Si bien es deseable que haya la menor presencia de blanco posible.

TAMAÑO Y PESO

Alzada: machos, 58-63 centímetros; hembras, 55-60 centímetros.
Peso: machos, 30-40 kilos; hembras, 25-35 kilos.
Nota: Entre el peso y la talla debe haber armonía, tolerándose una diferencia de 2 centímetros.

Video sobre Alano Español

Alano Español
¡Vota esta página!

Perro de raza relacionado:

Deja un comentario